Reflejos de la Naturaleza.



Reflejos de la Naturaleza.

Eso es lo que trato de conseguir con mis pinturas, y aunque la naturaleza es inimitable, me gusta pensar que mis cuadros son un reflejo de la misma. Trato de atrapar en cada pincelada su belleza, su nostalgia, toda la magia y embrujo que la envuelve... como la alegre flor de la jara que se abre por primera vez o la mirada ingenua de algún abejaruco como el de la portada. Yo tengo la suerte de vivir rodeada de ellos, en un paraje privilegiado, en plena Sierra de San Pedro, en Extremadura, y eso hace que me sienta especialmente inspirada.

Translate

jueves, 12 de febrero de 2015

Joyero de trapillo


Otro de mis regalos DIY de estas navidades, una cestita de trapillo con tapa para guardar pequeños objetos o usar de joyero, ya os enseñé en la entrada anterior otro de mis regalos de este año, unas tazas de pizarra. El tutorial es de cucaditas de saluta , un blog que no os podéis perder los amantes del crochet, con muchas ideas y tutoriales para aprender a tejer. Os dejo su vídeo-tutorial muy fácil de seguir, al final del post, para hacer esta cestita.


La cestita está hecha con dos trapillos, uno en azul marino con motivos rosas y otro blanco, un botón en los mismos tonos, además hemos necesitado una aguja de crochet del nº 12, aunque también nos valdría uno del nº 10, tijeras, aguja e hilo para coser los remates.


Primero haremos la parte de abajo, comenzando con un anillo mágico seguido de 8 puntos bajos dentro del anillo, que cerraremos uniendo el primer y último punto con uno raso.
En la segunda vuelta haremos una cadeneta para subir y luego hacemos aumentos, es decir en cada punto anterior de la 1ª vuelta haremos 2 bajos, quedándonos un total de 16 puntos y cerramos la vuelta igualmente con un punto raso.
En la tercera vuelta, tras la subida con una cadeneta haremos un punto bajo y el siguiente con aumento, es decir, doble, repetiremos punto simple-doble hasta tener un total de 24 puntos. Cerramos con un punto raso.
En la cuarta vuelta subimos con una cadeneta y hacemos dos puntos simples y el tercero será doble (con aumento), así sucesivamente hasta tener un total de 32 puntos y volvemos a cerrar con uno raso.


Con esto ya tenemos hecha la base de la cestita, que será el mismo patrón que seguiremos después para la tapadera como veremos más adelante.
Ahora nos toca hacer el lateral subiendo desde la base, es decir, la siguiente vuelta la haremos con disminuciones y con la peculiaridad de que al hacer el punto en vez de meter la aguja por los dos aritos del punto de la vuelta anterior sólo cogemos el arito de abajo, de esta forma hacemos 6 puntos y el siguiente cogiendo dos puntos en  lugar de uno de la vuelta anterior para hacer la disminución. En total son 4 disminuciones y nos tienen que quedar 28 puntos.


Las siguientes vueltas son todas de 28 puntos bajos cogiendo ya los dos aritos, o sea, como se hacen normalmente, y sin aumentos ni disminuciones. Todas estas vueltas comienzan siempre con una cadeneta y terminan con un punto raso. Haremos el número de vueltas según la altura que queramos dar a la cesta, yo he hecho 8 vueltas, con las 4 de la base serían un total de 12 vueltas. Cortamos el trapillo dejando un cabo largo para luego unirlo a la tapadera mediante un lazo como se aprecia en la foto.


Comenzamos la tapadera siguiendo el mismo patrón que para la base: anillo mágico, 1ª vuelta 8 puntos bajos, 2ª vuelta 16 p. bajos (todos dobles), 3ª vuelta 24 p. bajos (simple-doble) y 4ª vuelta 32 p. bajos (simple-simple-doble). Si queremos podemos cambiar de color en cada vuelta para darle un toque de contraste.


Por último atamos los dos cabos que nos quedan, el de la tapadera y el de la cesta, rematamos las puntas que nos queden sueltas, le cosemos un botón y le colocamos un trozito de trapillo a modo de cierre.


¡Espero os haya gustado!
 Aquí os dejo el video-tutorial de cucaditas de saluta.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...