Reflejos de la Naturaleza.



Reflejos de la Naturaleza.

Eso es lo que trato de conseguir con mis pinturas, y aunque la naturaleza es inimitable, me gusta pensar que mis cuadros son un reflejo de la misma. Trato de atrapar en cada pincelada su belleza, su nostalgia, toda la magia y embrujo que la envuelve... como la alegre flor de la jara que se abre por primera vez o la mirada ingenua de algún abejaruco como el de la portada. Yo tengo la suerte de vivir rodeada de ellos, en un paraje privilegiado, en plena Sierra de San Pedro, en Extremadura, y eso hace que me sienta especialmente inspirada.

Translate

lunes, 1 de abril de 2013

Flores todo el año



Estas son tres ideas diferentes para tener flores todo el año. 



1.Estas flores están hechas con cartones de huevo, alambre de color verde y botones.
Primero debemos recortar tanto las flores (cada flor está hecha con dos huecos, cuatro pétalos por hueco) como las hojas del cartón. Luego se pintan con pintura acrílica, en el color que más te guste.
 Una vez secas se hace el montaje con pegamento: pegamos las dos partes de las flores y el botón en el centro. 
 
Después le damos forma al alambre, y por último pegamos tanto las hojas como las flores al alambre.
¡Y listo!

Para decorar un poco más, también he añadido unas ramitas secas pintadas con los mismos colores que el jarrón.

El jarrón lo hice con un bote de cristal, celo de dos colores e hilo de cáñamo, como viene explicado en  florero reciclado fácil.

 2. Esta segunda combinación lleva espiguillas naturales secadas y  ramitas secas pintadas con acrílico. Las flores secas son una buena y fácil opción para que nuestras flores no se marchiten y aguanten bien todo el año. Sólo hay que saber que no todas las flores se secan bien, dependerá del grado de humedad que tengan y la humedad del ambiente donde vayamos a secarlas, por lo que es conveniente tenerlo en cuenta a la hora de elegirlas. Normalmente las tipo espiguillas son fáciles de secar. Debemos hacer un ramillete no excesivamente grande, atarlo y dejarlo colgando boca abajo en un sitio preferentemente seco y no muy luminoso, durante una semana o más, según vayamos viendo. El florero es la misma técnica que el anterior. 


3. El último florero también está compuesto por espiguillas naturales secadas y ramitas secas pero al natural (sin pintar). El florero está decorado con pintura tridimensional que da sensación de volumen, y rematado también con celo de dos colores e hilo de cáñamo.



1 comentario:

Hugo dijo...

Hola tengo un premio para compartir contigo pasa por :
http://hugo-conlasmanosyelcorazon.blogspot.com.ar/2013/04/premio-para-con-las-manos-y-el-corazon.html

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...